El cura ateo

12 marzo 2012 – 10:12

Ya he hablado en esta columna de distintos libros malditos, perseguidos, reos de quema pública y con su espacio en el Índice de Libros Prohibidos de la Santa Iglesia Católica, que nunca gustó ni del librepensamiento ni del pensar a secas.

Y hace unos meses entre las novedades editoriales de este país se produjo un acontecimiento de primera magnitud, por cierto, largamente esperado por mí:: la publicación de la “Memoria contra la religión” del sacerdote Jean Meslier, el cura Meslier. Hombre de un solo libro – escribe el filósofo Michel Onfray – ¡pero qué libro!.

Había ya hojeado un ejemplar en francés, gracias al buen amigo atenísta Miguel. Pero la editorial Laetoli ha decidido publicar el texto por primera vez en castellano e íntegro. ¡Divine Meslier! El primero que se atrevió a romper el gran tabú en 1729: dios no existe, dijo, y la religión es una fantasía. Para muchos, Meslier es el padre del ateísmo (yo no lo comparto, junto al primer hombre que mencionó a un dios ya existió otro que le dijo “eso te lo has inventado para que te dé mi parte de la carne”, y desde luego tenemos a Demócrito, ateo… en potencia).

Su “Memoria” es un menú literario de gourmet para saborear con deleitación. Su título completo: “Memoria de los pensamientos y sentimientos de Jean Meslier, cura de Etrépigny y de Balavais, acerca de ciertos errores y falsedades en la guía y gobierno de los  hombres, donde se hallan demostraciones claras y evidentes de la vanidad y falsedad de todas las divinidades y religiones que hay en el mundo, memoria que debe ser entregada a sus parroquianos después de su muerte para que sirva de testimonio de la verdad, tanto para ellos como para sus semejantes”.

El libro fue condenado y la Iglesia exigió su quema. Pero Meslier, hombre previsor que conocía la monstruo desde dentro, había hecho tres copias, y las mismas empezaron a circular pronto evitando su segura destrucción.

Esta entrada se publica como columna en el semanario Avuelapluma

  1. 6 Responses to “El cura ateo”

  2. Meslier es el primer ateo… moderno, pero como bien dices hubo muchos antes. Estoy recordando por ejemplo a Séneca, filósofo estoico hispano del siglo I, que en su tragedia “Las troyanas” dejó este estupendo alegato ateo:

    Tras la muerte nada hay y la misma muerte no es nada,
    es la meta final de una veloz carrera:
    que dejen de esperar los ambiciosos y de temer los que están angustiados,
    el tiempo nos devora en su avidez, y el caos.
    La muerte es una sola, ataca al cuerpo
    y no perdona al alma: el Ténaro y el reino
    sometido a un señor inapelable y Cérbero,
    el guardián que custodia el umbral infranqueable,
    son hueros dichos, palabras sin sentido,
    fábulas semejantes a una pesadilla.
    ¿Quieres saber en dónde vas a yacer después que te hayas muerto?
    En donde yace lo que no ha nacido.

    By José Alfonso Pérez Martínez on mar 12, 2012

  3. Yo creo que el primer texto ateo de la historia es El Sutra del Corazón (Prajñāpāramitā Hṛdaya Sūtra), del siglo VIII a.n.e. del que os copio también este fragmento…

    …La forma es vacío
    y el vacío mismo es forma;
    el vacío no se diferencia de la forma,
    la forma no se diferencia del vacío;
    todo lo que es forma, es vacío;
    todo lo que es vacío, es forma;
    lo mismo es aplicable a los sentimientos,
    a las percepciones, a los impulsos y a la consciencia.
    Aquí, ¡Oh! Sariputra,
    todos los dharmas se caracterizan por el vacío;
    ni son producidos, ni detenidos,
    ni están mancillados, ni son inmaculados,
    ni son deficientes, ni completos.
    Por lo tanto, ¡Oh! Sariputra,
    en el vacío no hay forma,
    ni sensación, ni percepción,
    ni impulso, ni consciencia;
    ni ojo, ni oído, ni nariz, ni lengua, ni cuerpo, ni mente;
    ni formas, ni sonidos, ni olores, ni sabores, ni cosas tangibles, ni objetos de la mente,
    ni elementos del órgano visual,
    y así sucesivamente
    hasta que llegamos
    a la ausencia de todo elemento de consciencia mental.
    No hay ignorancia, ni extinción de la ignorancia,
    y así sucesivamente,
    hasta que llegamos a la no existencia de decadencia ni muerte,
    ni extinción de la decadencia ni de la muerte.
    No hay sufrimiento, ni origen, ni cesación, ni camino;
    no hay cognición, ni logro, ni no-logro.

    By antonio on mar 13, 2012

  4. muchas gracias por esos textos… Los guardaré

    Otro ateo de la antigüedad – y algunos también lo consideran el primer ateo . es Diágoras de Melos (siglo V a. C.) quien era famoso por sus “blasfemias” contra los misterios eleusinos.

    Y en el mundo del islam hay que mencionar a Abu Nuwas al-Hasan Ibn Hani al-Hakami, , Abu Nuwas para los amigos: golfo, incrédulo, blasfemario, gran amante del vino, homosexual… Entrando una vez a la mezquita, cuando el imán decía el primer versículo de la sura 109 del Corán: “Decid, oh incrédulos…” respondió gritando “Aquí estoy, ¿qué quieres que diga?” Se libró del linchamiento allí mismo por muy poco.

    By victorcasco on mar 13, 2012

  5. Pues va ser que no, que el Sutra del Corazón
    no es incluible dentro de las tradiciones ateistas.
    Desde el punto de mira de la cultura occidental y de su encuesta acerca de la divinidad o divinidades es categoricamente incomprensible e inasimilable la cultura oriental que, caso de lo que llamamos budismo, está fuera de esa encuesta. Lo que llamamos budismo no es teista, no es ateista y no es agnosticista(no sabe/no contesta.

    By Javier Agorreta on mar 16, 2012

  6. Todos sabemos perfectamente que el ateísmo no existe. Los que os creéis o presumís de ser ateos no sois más que una panda de anticlericales rancios y reaccionarios con afán de protagonismo. Como este tema levanta polémicas, pues eso, a tocarle las narices a vuestros hermanos en la fe pues no tenéis otra cosa más útil que hacer… Luego, cuando llegue el momento de la verdad, os acojonáis de miedo y sacaréis vuestra realidad que no es otra que encomendaros a Nuestro Señor, como Dios manda.
    Con Dios, hermano.

    By Conciencia on mar 17, 2012

  7. El miedo, el único argumento de algunos “creyentes”

    By victorcasco on mar 27, 2012

Lo siento ya no se pueden poner mas comentarios en esta entrada.