¿Quien habla en nombre de la Tierra?

25 noviembre 2009 – 21:43

Este viernes finalizamos el mes de la astronomia en el Ateneo, cuyas convocatorias os he estado anunciando aquí. Eso no significa que la ciencia ya no tenga cabida entre nuestras actividades, al contrario. La sección de Ciencias y Astronomía a la que pertenezco seguirá reuniéndose cada 15 días para proyectar documentales y debatir sobre la Tierra, sobre el Universo, sobre las leyes físicas…

En todo caso hemos querido finalizar estas jornadas extraordinarias dedicadas a conmemorar el 400 aniversario del uso del telescopio con fines astronómicos por Galileo con la proyección, este viernes a las 20:30h del último capítulo de la extraodinaria serie “Cosmos” de Carl Sagan (¡serie de la cual también se celebra su 25 aniversario!) y que lleva por título “¿Quién habla en nombre de la Tierra?”

Este extracto que subo al blog procede no de ese capítulo en particular, pero tiene un aspecto que es posible interese a todo aquel que alguna vez se ha preguntado, por ejemplo, ¿por qué llamar a un buscador de internet “google”?:

Imagen de previsualización de YouTube

Nota: la curiosidad es una virtud, llamémosla así, extraordinaria. Preguntarse, querer entender ¿por qué se produce…? ¿Cual es el origen de…? es el inicio de un camino fascinante y lleno de bifurcaciones. Cuando se obtiene la respuesta a algo, aparece otro interrogante, otra posible búsqueda del conocimiento. ¡Afortunadamente!

Siempre me ha resultado sorprendente que una persona pueda ir por la calle y ver un árbol y no preguntarse ¿cómo ha llegado ahí? ¿qué mecanismos biológicos le permiten subsistir? En definitiva ¿por qué?. Y escribir todos los días “google” en internet y no haber hecho un esfuerzo para intentar saber qué demonios significa esa palabra y por qué se utilizó precisamente esa me resulta inconcebible.

Un amigo mío afirmó que yo debía de ser un niño muy preguntón. Le dije que no. No “fui” preguntón. Sigo siéndolo.

Michel Eyquem de Montaigne escribió una vez en sus “Ensayos”: saber mucho da ocasión de dudar más.

Lo siento ya no se pueden poner mas comentarios en esta entrada.