A la Huelga General (IV): La Huelga del 29-S

24 septiembre 2010 – 13:32

Desde el comienzo de la crisis las amenazas que muchos avisábamos que se avecinaban, lamentablemente se han ido materializando poco a poco con el transcurrir de esta. Después de muchos globos sonda para pulsar el ánimo combativo de la clase trabajadora, el gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero presentó al Congreso de los Diputados un paquete de medidas que supondrían el mayor recorte social de la historia de esta democracia, pero que solo era el primer paso de una batería de recortes que superaban todas las lineas rojas. No ha sido hasta que se ha presentado la reforma laboral por decreto que los sindicatos mayoritarios han convocado una Huelga General.

Esta reforma laboral, que ha sido la gota que ha colmado el increíblemente grande vaso de paciencia de los sindicatos, viene a abaratar aun más el despido (pues como ya era libre, lo siguiente es que sea gratis), pone al empleo fijo en condiciones similares al empleo temporal, se subvenciona los despidos con el fondo estatal FOGASA, devalúa el poder de los convenios colectivos, se amplia el campo de acción de las ETT’s, etc. A esto se le suma el ataque al estado de bienestar con la propuesta del copago (¿o habría que llamarlo re-pago?) sanitario, de la reforma de pensiones, la precarización cada vez mayor del empleo público, etc.

En su paso por el Senado la reforma laboral se ha endurecido. Aquí un resumen de las nuevas incorporaciones al texto extraído de Rojo y Negro 6:

  1. Se facilita, abarata y agiliza los despidos indiscriminados: por pérdida o previsión de pérdidas, por caída persistente de los ingresos, o por no acudir al trabajo el 25% de las jornadas hábiles en cuatro meses discontinuos dentro de un período de doce meses, aun de manera justificada.
  2. En los contratos de fomento del empleo estable, tendrá que ser el trabajador quien pruebe en los tribunales la improcedencia de la extinción de su contrato, cuando hasta ahora correspondía al empresario demostrar la procedencia de su decisión.
  3. Para que el empleado con contrato temporal pueda ser fijo tiene que haber “realizado idéntica actividad y en el mismo puesto de trabajo”. Un simple cambio de puesto de trabajo garantiza un nuevo contrato temporal hasta de otros tres años.
  4. La prestación de paro a tiempo parcial, de quienes han reducido su jornada y sueldo, se calculará por horas y no por días: “El porcentaje consumido será equivalente al de reducción de jornada autorizada”.
  5. Se elimina los 425 euros de subsidio a los autónomos en paro.
  6. Se consolida la intermediación privada, atribuyendo a las ETT’s competencias propias de los servicios públicos de empleo.

Es por esta convocatoria que los sindicatos mayoritarios, en linea con ese trabajo ideológico del capitalismo (nos merecemos ser más pobres), y lejos de no ser susceptibles de crítica, son sometidos a una campaña de desprestigio. Acostumbrados ya a la tradicional crítica y desprestigio constante por parte de la derecha política y mediática y del poder financiero, agentes reaccionarios que siempre han buscado la desaparición de cualquier estructura de clase; se suma a ello la crítica feroz del PSOE, sus miembros y su brazo mediático llamado PRISA, pues, toda vez que para la consecución de sus objetivos electorales no necesitan a los sindicatos, estos les sobran.

Debido al anuncio de las medidas concretas antes mencionadas los sindicatos mayoritarios han llamado a la Huelga General con el fin de que el gobierno dé marcha atrás al último paquete de contrarreformas que se van a aprobar. Lo sucesión de hechos a lo largo del proceso de la negociación con patronal y gobierno nos muestra a unos sindicatos de clase abocados, movidos en parte por la desproletarización de los trabajadores, a la defensa de posturas conservadoras. De un tiempo a esta parte, los sindicatos se han atrincherado en no perder derechos laborales, cuando no en no perderlos demasiado rápido.

Izquierda Unida y PCE, junto con otros sindicatos de clase minoritarios llevan desde finales de 2008 solicitando la convocatoria de una huelga como medida de presión a los poderes financieros, que son los responsables intelectuales de la crisis y de las subsiguientes reformas que por aquel entonces se podían aventurar, que hoy en día son realidad, y que siguen siendo una amenaza en el futuro a corto y medio plazo.

Hay que aprovechar esta ofensiva neoliberal para que los sindicatos superen estas posturas conservadoras con el impulso de otras organizaciones socialistas y se presenten a la sociedad como unas organizaciones capaces de dar la vuelta a las relaciones de trabajo. Que en lugar de defender nuestras precarias condiciones, se avance en dar protagonismo y capacidad de decisión a los trabajadores en las relaciones productivas y de distribución.

Izquierda Unida y PCE ya se han puesto a trabajar para que la huelga sea un éxito, no ahora, puesto que en cada movilización de sindicatos hemos estado presentes y además hemos hecho nuestras propias convocatorias. Hemos tomado la responsabilidad de situarnos como piquete informativo de los motivos de la huelga, acompañar a los sindicatos en esa tarea de concienciar de nuevo a los trabajadores de que es nuestro deber apostar por un modelo con relaciones laboral más justas y equitativas. Tenemos por delante la laboriosa tarea de liberar a los trabajadores del pensamiento único.

Existen medidas adecuadas para darle una salida social a la crisis, hay propuestas que van encaminadas a que paguen los responsables de la crisis y a su vez nos permita crear un nuevo modelo productivo. Propuestas que son acalladas y ninguneadas por las grandes corporaciones mediáticas, pero también en las cadenas y emisoras públicas. Es por eso que el reto que hay por delante es inmenso. Hoy como ayer, solo tenemos nuestra voz, nuestras manos y nuestros pies para hacer llegar a los trabajadores la idea de que salir de la crisis mejorando nuestro bienestar es posible, y que es tarea de todos luchar por que así sea.

Hay que recordar a los trabajadores, en un ejercicio de pedagogía política, los éxitos y conquistas que han supuesto a los trabajadores las huelgas. Así como advertir de lo que nos viene si no paramos este ataque ahora. Si con un gobierno de centro-izquierda estamos asistiendo a los recortes más grandes de la historia, ¿qué no podrán hacer si en septiembre fracasa la huelga?, ¿qué nos espera cuando gobierne la derecha más reaccionaria de nuestro país? Sin duda alguna, el subdesarrollo.

Es vital por tanto, recuperar dentro de los trabajadores al sujeto político, ahora que todavía el capitalismo nos muestra sus dientes. Si esperamos a ver nuestra sangre derramada por un zarpazo, es posible que sea demasiado tarde, y es seguro que será más doloroso.

Marquémonos entonces las organizaciones de clase un objetivo, un programa de máximos que vaya más allá de dar marcha atrás a los recortes sociales. Planteemos a los trabajadores el socialismo como alternativa al capitalismo.

Estamos dispuestos a trabajar, junto a los sindicatos y a todas las organizaciones sociales que compartan el objetivo, por la toma de conciencia de la clase trabajadora, condición sine qua non para un futuro de lucha.

Si triunfamos en devolver el carácter de sujeto político a los trabajadores, estaremos trabajando por la formación de una ciudadanía que pueda ejercer un control consciente de la economía, frente a un capitalismo descontrolado que nos lleva una vez tras otra a la crisis e irremediablemente al sufrimiento. Una ciudadanía consciente y con capacidad de decisión nunca hubiera lleva al país a la burbuja inmobiliaria que ha descompuesto nuestra economía.

  1. 2 Responses to “A la Huelga General (IV): La Huelga del 29-S”

  2. 29
    Migue lo último que ha escrito…Cadema humana por la Huelga Imágenes 2º semestre de este blog

    By Migue on sep 24, 2010

  3. :s

    corregido.
    pedromellado lo último que ha escrito…A la Huelga General IV- La Huelga del 29-S

    By pedromellado on sep 24, 2010

Lo siento ya no se pueden poner mas comentarios en esta entrada.