Por qué existe Notitia Criminis

27 abril 2012 – 11:37

Desde 2006, cuando comencé la publicación de este blog, he ido comprobando que no pocos sujetos, con mejores o peores intenciones, eran incapaces de comprender la existencia de Notitia Criminis a no ser que recurrieran a teorías delirantes: Este trabajo necesita una organización poderosa que lo sostenga. El coste extraordinario de estas investigaciones lo tiene que estar financiando alguien. Si alguien está poniendo ese dinero será con alguna intención oculta… Incluso, recientemente, una letrada de un prestigioso bufete jurídico, de los de a treinta mil euros la provisión de fondos, me ha preguntado si no era cierto que el blog tenía publicidad e, incluso, concretando más, que si no era cierto que el blog tenía publicidad de la revista Interviú.

Bien, pues independientemente de que no voy a dar ningún curso de cómo investigar casos de presunta corrupción, sin medios, sin poder y sin dinero, sí que creo que ha llegado el momento de explicar por qué existe Notitia Criminis.

A estas alturas, dejada muy atrás la mitad del camino de mi vida, ya no sé si otro mundo mejor es posible o no, ni me importa, porque de lo que sí tengo certeza, lo que sí enseña la historia implacablemente, lo que los años vividos me han mostrado día tras día, es que si no se resiste al mal y a la indiferencia ante el mal, otro mundo, infinitamente peor, será inevitable.

El Pocero denuncia al gobierno de Obiang

16 abril 2012 – 13:42

Francisco Hernando "El Pocero"

El Economista:

“El constructor Francisco Hernando, más conocido como ‘El Pocero’, habría decidido emprender acciones legales contra el Gobierno de guinea Ecuatorial. El constructor pretende de esta forma que se le compense por la paralización del megaproyecto que planeaba llevar a cabo en el país africano

Según informa hoy el diario El País, Hernando presentó una demanda el pasado 23 de marzo ante el Centro Internacional de Arreglo de Diferencias Relativas a Inversiones (CIADI) contra el Gobierno de Guinea Ecuatorial. los abogados del despacho De Castro Morenilla, defensores de El Pocero, se niegan a facilitar más detalles por “una estricta regla de confidencialidad, habitual en los procedimientos arbitrales administrados por el CIADI”, organismo dependiente del Banco Mundial.

La polémica ha rodeado este proyecto desde el inicio y, según declaraban fuentes gubernamentales de Guinea Ecuatorial a finales de 2008, nunca llegó a cerrarse ningún acuerdo con el empresario español. Según explicaba Melchor Esono, viceministro de Hacienda del Gobierno de Guinea, a elEconomista, El Pocero tenía interés en edificar en ese país, pero lo único que logró fue un compromiso del viceministro segundo, Aniceto Ebiaka, de crear una empresa mixta con el Gobierno. “El Pocero miente. Es completamente falso que vaya a construir en Guinea Ecuatorial. No tiene ningún tipo de licencia ni para la edificación de viviendas ni para nada”, aseguraba Esono”.

El juez instructor del caso Urdangarín ordena investigar la implicación de Domingo Díaz de Mera, uno de los “constructores” aúlicos de los gobiernos Bono-Barreda

22 marzo 2012 – 18:17

Díaz de Mera abrazado por Barreda

Domingo Díaz de Mera, amigo íntimo de Barreda, amigo de Bono, todopoderoso muñidor del ramo del ladrillo en Castilla la Mancha y uno de los principales artífices del fiasco de CCM a través de “negocios” como el aeropuerto de Ciudad Real o “El Reino de Don Quijote”, ahora se ve implicado de lleno el caso Urdangarín.
Siempre los mismos nombres, siempre el mismo puñado de avisados empresarios y siempre este fétido vaho de corrupción… Por cierto ¿Dónde diablos está la comisión de investigación sobre CCM? ¿Ya no interesa?

La noticia aparece hoy en “La Nueva España“:

El juez José Castro ha ordenado a la Agencia Tributaria que rastree los movimientos económicos de una sociedad cuya mayoría accionarial pertenece a Domingo Díaz de Mera, considerado el principal empresario de Castilla-La Mancha, que abonó un pago de 300.000 euros a Iñaki Urdangarín por asesoramiento. Además de presidente del equipo del balonmano del Ciudad Real, es el principal promotor de la construcción del aeropuerto y propietario del 25 por ciento de esta instalación.

Domingo Díaz de Mera será citado por el juez para tomarle declaración, a raíz de que el duque de Palma reconociera en el interrogatorio que había cobrado en 2007 a través de Global Consulting 300.000 euros por una colaboración con este empresario y que se reunía con él dos o tres veces cada año. El yerno del Rey tampoco aclaró si esta relación de negocios se produjo a través de sociedades del grupo Nóos o con Aizoon, la firma de la que también es propietaria la infanta Cristina.

El instructor ha pedido a Hacienda todos los datos sobre Global Consulting y los pagos para aclarar qué tipo de negocios mantenían Díaz de Mera y el duque, y que beneficios obtuvo de todo esto el empresario, a quien Urdangarín habría llegado a través del equipo de balonmano. Además de Castro, otros jueces investigan a Díaz de Mera, amigo del ex presidente José María Barreda, al aparecer su nombre salpicado por el escándalo de la Caja de Castilla-La Mancha, intervenida por el Banco de España y en situación de quiebra por los préstamos sospechosos a varios empresarios allegados al poder socialista.

Díaz de Mera consiguió que esta caja apoyara financieramente la inversión que éste destinó al aeropuerto de Ciudad Real, donde se enterraron cientos de millones.

Por su parte, el instructor del «caso Nóos», José Castro, asegura ahora, después de interrogar a Iñaki Urdangarín, que el duque de Palma «siempre estuvo detrás del entramado societario» investigado por supuesta malversación de fondos públicos. El magistrado subraya que «declaraciones de imputados en sede judicial, cuya parcialidad no se advierte, le sitúan como rector» del grupo de empresas ligadas al Instituto Nóos «al mismo nivel» que su socio, Diego Torres.

Durante el interrogatorio el marido de la infanta Cristina atribuyó a Torres las responsabilidades de gestión de las empresas investigadas y, aseguró, «se desvinculó totalmente» de Nóos desde marzo de 2006, «siguiendo las recomendaciones» que desde el palacio de la Zarzuela «se le hicieron».

«Ninguna trascendencia penal tiene el conocer cuáles fueron aquellos supuestos consejos o instrucción, y sí que la tiene, y mucha, el establecer si don Iñaki Urdangarín Liebaert abandonó realmente a partir de esa fecha sus actividades de negocio relacionadas» con el Instituto Nóos, dice el instructor en auto judicial..

Para el magistrado, «todo apunta a que tal desvinculación no se produjo». Según Castro, el testimonio de Urdangarín queda cuestionado por el de «innumerables testigos» que coincidieron en declarar ante la Policía que el duque «siempre estuvo detrás de todo el entramado societario», algo que varios imputados también corroboraron al juez y «viene avalado por la numerosa documentación intervenida».

Urdangarín admitió que en 2007 actúo como mediador entre Diego Torres y el Gobierno balear para que el primero cobrara una deuda. El instructor pone el acento en que el duque también reconoció «puntuales negocios» con Torres tras desvincularse de Nóos. Como el hecho de que Urdangarín obedeciera o no la indicación del Monarca no es «constitutivo de infracción penal», el juez desestima la petición de Manos Limpias para que llame a declarar al asesor de la Casa Real José Manuel Romero. El juez rechaza asimismo que declare el secretario de las infantas, Carlos García Revenga, pero sí cita a Julita Cuquerella, secretaria de Urdangarín.

Urdangarín implica a Domingo Díaz de Mera en la trama del Instituto Noos.

28 febrero 2012 – 10:46

Domingo Díaz de Mera

La noticia aparece hoy en el diario Público:

“Iñaki Urdangarin ha dado esta noche un golpe de efecto, el primero en su larguísima declaración judicial (algo más de 21 horas entre el sábado y el domingo tras finalizar su intervención cerca de las 1:40 de la madrugada), en su intento por demostrar quejamás participó en la estructura internacional opaca creada por la trama Nóos y cuyo eslabón último se sitúa en el paraíso fiscal de Belice.
La empresa Global que aparece en un manuscrito incautado y de la que cobró 300.000 euros en 2007 no está ligada al extranjero sino que pertenece al empresario de la construcción Domingo Díaz de Mera.
En ellas, el duque de Palma ha defendido que la infanta Cristina ”nada tenía que ver” con la trama corrupta. “Ha quedado absolutamente claro una vez más que el tema de la infanta doña Cristina nada tenía que ver con el tema, que el señor Urdangarin siguió y atendió las instrucciones de la Casa Real”, ha dicho el letrado.
El juez del caso Palma Arena, José Castro, ha declarado a los periodistas que el domingo no era el día para dictar medidas cautelares contra el duque de Palma, como en principio se tenía previsto”.

Bono trajina para que se le nombre embajador en el Vaticano

4 diciembre 2011 – 18:52

A principios de septiembre de este año que se termina llegó la noticia de que Islandia había procesado a su ex primer ministro por su responsabilidad dolosa en la crisis económica del país. Ahora se sabe que el que fuera consejero delegado del banco Glitnir también ha sido detenido por su responsabilidad en la quiebra de la entidad.

No es la revolución social, no es un gobierno de bolcheviques o desatados anarquistas el que está haciendo esto en Islandia. Es, por el contrario, la más elemental democracia, la aplicación del simple principio de igualdad ante la Ley, pero la mengua de los tiempos en que vivimos, su consustancial corrupción, la podredumbre que apolilla todas las estructuras institucionales que gobiernan el Mundo, al menos el occidental, convierten a esta rutinaria y evidente aplicación del Derecho en un suceso asombroso y si asombrosa es la cosa en general, en España más parecen éstas, historias de un universo paralelo.

No es que no nos quepa ni soñar con ver a un presidente de gobierno sentado en el banquillo aunque sólo sea por su insufrible negligencia, por su canallesca ignorancia, por ser un pasmado recalcitrante en tiempos de urgencia; es que aún los casos de corrupción que han llegado a las audiencias no hacen otra cosa que vegetar a la espera de la prescripción o de la atenuante muy cualificada de dilaciones indebidas.

Así, en España, los responsables de la miseria de cinco millones de personas, los mismos individuos que han atesorado fortunas considerando, alegremente, no ya que el patrimonio público sea una res nulius, sino una res derelicta de la que se podía apropiar el primero que la tuviera al alcance, se siguen paseando por los palacios y alardeando de un poder que consiste, simplemente, en su privilegiada posición en el circuito de las influencias, las zalemas, los favores y los secretos inconfesables.

Y en este contexto de cosas, ahí tenemos a José Bono intrigando, primero para presidir un “gobierno de concentración nacional”, luego para colocar a un famulus o colocarse él al frente de un PSOE despreciado en las urnas por su insolente impostura y ahora para que le nombren embajador en el Vaticano, donde la maquinación aduladora, el poder omnímodo y el mal, contrastan de forma hiriente con la escena del Juicio Final de la Sixtina.

Nada hay que decir del caso Seseña y del demoledor informe del Tribunal de Cuentas o de los evidentes indicios de la presencia de la ‘Ndrangheta calabresa en ese pueblo. Nada importa la ultrajante y multimillonaria estafa del aeropuerto de Ciudad Real, con narcotraficantes incluidos rondando sus lindes. Carece de relevancia los préstamos de CCM a los cabecillas de la trama “malaya”, los favores del Pocero, los cambalaches con Rafael Santamaría, la milagrosa fortuna aflorada a la vista pública, el fiasco causado en una región que tiene la primera universidad pública quebrada… El personaje continúa moviendo sus hilos, mostrándose en público –manifiesto aviso a navegantes– con su amigo el director del CNI, dando por hecho que continuará viviendo de los dineros públicos y exigiendo una canonjía millonaria para su uso y disfrute.

“Vuelven los Borgia”, dice Al Pacino en una escena de “El Padrino III”. No sé si son los Borgia quienes vuelven a Roma, pero el que sí quiere instalarse en el palacio Monaldeschi es Bono, otra cosa es que le dejen.

 

Protegido: CCM prestó 50 millones de euros a uno de los implicados en la trama de narcotraficantes que quiso comprar el aeropuerto de Ciudad Real

1 diciembre 2011 – 13:22

Este contenido está protegido por contraseña. Para verlo introduce tu contraseña a continuación:

Bono sigue postulándose como jefe del PSOE

29 noviembre 2011 – 12:19

Ha dicho que para acaudillar al PSOE quiere "alguien que sea español sin complejos, que no le de vergüenza decir '¡viva España!'"

 

Bono quiere, para acaudillar al PSOE, “un español sin complejos”, él por ejemplo

26 noviembre 2011 – 14:29

Ahora que gasta tupida pelambre, el Salobreño anda desbocado. Con la guedeja al viento, sin vergüenza ni prudencia, ha dicho que el jefe del PSOE… tiene que ser “un español sin complejos”.

Siendo España un huerto tan ubérrimo en majaderos y malvados, busco en los libros, repaso índices, hago memoria de la historia castiza de nuestra infamia y escrutinio de la genealogía de cuanto tonto en vísperas ha dejado crónica de sus hechos, y no encuentro símil ni semejanza que convenga a la desmedrada jauría que se ha afincado en las magistraturas y audiencias de esta triste España.

Había en mi pueblo un tipo al que, por fin, un paisano le advirtió que su consorte no estaba dejando mozo en pie ni pajar que no tuviera algo que contar. El hombre contestó al avisador: “Si, si, es un poco puta, pero toas tien algo”.

Un poco demasiado de eso nos ha salido España y, lo que es peor, con mal tino y más barato trato. Por eso, con cierta ingenua esperanza de que la rapaza se corrija, se me viene a la cabeza “La Regenta” de Clarín: “Ana volvió a la vida rasgando las nieblas de un delirio que le causaba náuseas. Había creído sentir sobre la boca el vientre viscoso y frío de un sapo”.

 

¿Osaremos, de una maldita vez, hacer callar al Salobreño?

24 noviembre 2011 – 12:41

Tras el tratado de 1536 entre el rey de Francia y el imperio turco, el emperador Carlos acudió a Roma y ante el Papa, sus cardenales y embajadores acusó a Francisco I de haber roto la paz de Europa, de ser infiel a su palabra y de estar conjurado con el Turco, al que azuzó contra Hungría y al que ayudaba en el Mediterráneo. Ese día, Carlos, desafió al fementido rey de Francia a duelo público para que sus vidas en liza dieran cuenta de la querella y se eludiera la guerra entre pueblos cansados e inocentes, pero el Habsburgo era un antiguo y el francés un moderno. No hubo duelo, pero sí guerra, pues es propio de los modernos considerar que los hombres son mercancía fungible y abundante y que en la guerra, en la política desplegada con otros medios, vale más una mula que un hombre.

Aprendió bien España aquello de que los hombres, como los garbanzos, se pueden contar por fanegas y no por sus apellidos, de modo que los dos conceptos que ha dado a la cultura universal son el del pícaro y el del guerrillero, y el guerrillero no deja de ser un pícaro en armas.

No hay porvenir en España para los listos, sino para los pícaros. No cabe lucidez ni decencia en una tierra que un gato podría cruzar, en todas las direcciones de la rosa de los vientos, saltando de tonto en tonto, si no fuera porque la cerrada espesura de los sinvergüenzas le obstruye el paso. España es una fulana que siempre decepciona y a sus gobernadores cabría decirles lo mismo que Mejía le dijo a Tenorio: “Don Juan, yo la amaba, sí; / mas con lo que en ella habéis osado, / imposible la hais dejado / para vos y para mí”.

Digo esto porque hoy me encuentro los periódicos salpicados, otra vez, por la política untuosa del “Salobreño”. Según cuentan, José Bono ha dicho: “Creo que debemos apostar a la grande, es decir por España y no a la chica, que son los territorios que integran España. Ésta es la clave por encima de cualquier otra consideración

Pues no señor príncipe del reino de Trapisonda, lo que en España urge, “por encima de cualquier otra consideración”, es extirpar a los trileros de la res publica, mas me temo que a estas alturas, imposible hais dejado a la moza.

 

Juan Pedro Hernández Moltó, el hombre que recibía órdenes

19 noviembre 2011 – 21:28