Diseccionando a Antena 3. Mentiras en las noticias sobre Garzón y la Memoria

17 octubre 2008 – 19:11

No suelo dedicarme a esta cadena, al periódico El Mundo o la radio Cope, por lo evidentes que suelen ser sus manipulaciones y tendencia política, pero lo haré cuando me duela demasiado, como hoy. He transcrito literalmente el contenido de las noticias de las tres.

Como la primera cadena, comienzan mencionando “la polémica” creada por haberse declarado el juez Garzón competente para investigar las desapariciones de la dictadura. No olvidemos que la polémica no es lo importante de la noticia, aunque ambos telediarios comiencen así su enunciado. Al fin y al cabo, la separación de poderes es garantía de nuestro estado de derecho y para las decisiones judiciales, la reacción de cualquier político debe ser de respeto a la decisión. En eso sí ha estado acertada la vicepresidenta. Pero hablemos de las noticias de Antena 3.

Sobre la decisión de Garzón, la presentadora lee lo siguiente: “…unos afirman que no es “perseguible” y no llegará a nada y otros defienden la iniciativa, aunque sólo sea para restituir la memoria de las víctimas y hacer un censo definitivo de desaparecidos en la guerra civil”.

Y sigue otro reportero: “… grupo de expertos y diez policías con el objetivo de investigar, localizar e identificar los restos de más de 114.000 víctimas de la guerra civil”.

No son “víctimas de la guerra civil”, son víctimas de entre 1936 y 1952, es decir, de la guerra y de la postguerra, cuando pervive el plan de exterminio sistemático diseñado por los golpistas. La mentira responde a la necesidad de que siga oculto para gran parte de la opinión pública el hecho de que, tras la guerra civil, continuó el asesinato sistemático de todas aquellas personas sospechosas o no afines a la dictadura. Además, se trata de al menos 114.266 personas, y este es el número mínimo del que se dispone según la documentación enviada al juez hasta la fecha por las asociaciones de memoria histórica.

Pero no termina aquí la infamia. Las imágenes muestran una pala de máquina de gran tonelaje excavando una zanja y nada más, allí donde suelen aparecer imágenes de intervenciones en fosas y vemos a voluntarios con cepillo, picola y palaustre o “catalana”, limpiando los restos óseos de los represaliados. El reportero sigue:

“El coste económico de encontrar a los desaparecidos enterrados en más de 1.500 fosas comunes superaría los 130 millones de euros”. La primera vez que lo escuché pensé que se refería a las 19 fosas de las que habla Garzón (supongo que para proseguir), y está diseñado para que así lo parezca, porque esta frase recuerda a Urdaci y el famoso C.C.O.O. leído atropelladamente.

“Los fiscales de la Audiencia Nacional piden que se archive el caso por prescripción del delito con la Ley de Amnistía de 1977. Las “asociaciones de jueces” piensan que el caso se quedará en nada”.

No se cuenta lo que afirma Garzón, o lo que siempre ha afirmado Amnistía Internacional: que se trata de delitos permanentes hasta tanto no se dé cuenta del paradero de los secuestrados, lo que determina que no estén afectados por la prescripción ni pueden ser amparados por una ley de Amnistía en un contexto de crímenes contra la humanidad por existir un plan sistemático de exterminio. Además, los delitos contra el Gobierno legítimo de la Segunda República sí son competencia de la Audiencia Nacional.

Luego hablan de la fosa de Lorca, y entrevistan a Miguel Botella, antropólogo de la Universidad de Granada, rescatando lo útil para su propaganda barata. Me gustaría escucharla entera.

“La persona a la que se encargaría desenterrar sus huesos “hablan” de la dificultad de identificar la fosa y sobre todo de los primeros análisis, individualizar los restos, analizarlos, identificarlos, y si fuera necesario, analizar también su ADN. Aún hay otro problema, el más importante”.

Miguel Botella: “la primera dificultad es la conservación de los restos… eso no va a ser el primer problema o un gran problema, no deben estar muy bien conservados probablemente, y además hay que tener en cuenta también que casi con toda seguridad estarán fragmentados, así que, bueno, eso será un reto”.

Sin menospreciar las palabras del antropólogo, que no es el que excava, por cierto (eso lo hace el arqueólogo) lo que cuenta, por experiencia propia, es exagerado o sacado de un contexto argumental más amplio. Hablamos de una fosa con tres personas bien identificadas por su físico, con lo cual los análisis de ADN ni serían imprescindibles, pero aún siéndolo, las pruebas se realizan sobre parte del tejido óseo. La conservación suele ser bastante buena en las fosas de Andalucía, si bien desconozco la acidez de esos terrenos. Por último, me parece extraño que los huesos puedan aparecer fragmentados si no han sufrido alguna alteración post mortem, como pudiera ser, que la fosa se reabriese para enterrar víctimas posteriores, hecho no documentado. La foto que aparece en este texto, corresponde a la intervención llevada a cabo en La Guijarrosa en Córdoba (Julio de 2004) por el Foro por la Memoria, y es un buen ejemplo de cómo aparecen conservados los restos óseos en una fosa común. Localizamos 17 víctimas en esa fosa. Sirva la foto, igualmente, para sensibilizar a todas aquellas personas que dan credibilidad a Antena 3.

Reportero: “Un reto posible de resolver, eso sí, empleando mucho más trabajo y mucho más tiempo”. Por si a alguien aún no le ha quedado claro.

Presentador: “La decisión del juez Garzón divide también a los políticos en un asunto que parecía cerrado desde la transición”.

Al decir “divide también” presupone que divide a los españoles, argumento del historicismo neofranquista bien escogido por A3.

Luego las palabras del gobierno, que no quiere alimentar polémicas y cuya postura es muy ambigua o contraria, teniendo en cuenta la apelación que va a realizar la fiscalía a la iniciativa de Garzón. Argumentar que es independiente del gobierno no es muy creíble, aunque así debiera ser.

Esperanza Aguirre comenta que bla bla bla y Soraya que bla bla bla. Los argumentos, como de costumbre, vacíos de contenido: “esperpéntico que se pida el certificado de defunción de Franco”, que es lo que importa, claro, y muchos pleitos pendientes.

Soraya termina: “Yo no sé si esto es administración de justicia u otra cosa, probablemente otra cosa”. Y la pija, que nos deja con la intriga de que cosa se trata.

Be Sociable, Share!

  1. One Response to “Diseccionando a Antena 3. Mentiras en las noticias sobre Garzón y la Memoria”

  2. Enhorabuena por el blog, es muy interesante.
    Yo también le he zurrado varias veces al diario de referencia en el mio, aunque no tengo esa profundidad tuya.

    http://otracordobaesposible.wordpress.com/

    Nos vimos hoy en la Sebastiana.

    By Gerardo on oct 19, 2008

Introduce el comentario

*

CommentLuv badge